Testimonios: El Sacerdote ministerial

ministerial

Un misterio de Dios profundo y hermoso

Somos un misterio de Dios, profundo, frágil, hermoso, que se hace ofrenda en favor de la gente. Un misterio de cuerpo entregado y de sangre derramada para el perdón de los pecados. Un misterio que bautiza, bendice, intercede, consagra, unge, reconcilia. Un misterio que enseña en su vida el Rostro amado de Jesús y que congrega al pueblo para alabar a Dios y para transformar la historia. Un misterio envuelto en vasos de barro – ya lo sabemos – lo cual lo hace más misterioso todavía. Somos pastores que acogen, animan, acompañan y que tienen el privilegio de servir con amor preferente a los más pobres.

Nada de esto lo podemos realizar sin los carismas que el Espíritu. Nuestro sacerdocio es un misterio muy nuestro que, sin embargo, no nos pertenece: por eso se llama sacerdocio ministerial. Está en función de otros, del servicio. Está destinado a potenciar los dones que otros tienen en la Iglesia. Por esa razón un sacerdote no se puede absolver ni se puede ungir a sí mismo. Necesita a otros para que lo hagan en favor suyo. Incluso cuando excepcionalmente celebramos la Misa sin fieles, lo que es poco aconsejable, lo hacemos con los demás y para los demás, y nunca para nosotros mismos. Sería una apropiación indebida.

Este misterio requiere de mucha donación. Mucho más de lo que espontáneamente estamos dispuestos a ofrecer. El don de sí compite con el deseo de aparecer, de llamar la atención, de reclamar la autoría de nuestras iniciativas. Y, a veces, se nos infiltra una actitud competitiva que olvida bendecir a los hermanos, por lo que son y por lo que hacen. Es una lucha que cada uno vive a su manera. Gracias a Dios el Espíritu se encarga de irnos purificando, desapropiando, desarmando, para que brille cada vez mejor en nosotros la presencia del Señor que nos ha llamado a ser con El, para El y como El.

P. Cristián Precht Bañados

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Create a website or blog at WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: