Ancianos…

ancianos

Las personas ancianas tienen derecho de encontrar dentro de su familia o cuando esto no sea posible en instituciones adecuadas, un ambiente que les facilite vivir sus últimos años de vida serenamente, ejerciendo una actividad compatible con su edad y que les permita participar en la vida social.

Carta de los derechos de la Familia Juan Pablo II


Estamos invitados a preguntarnos qué estamos haciendo con nuestros ancianos y ancianas, y más aún a cuestionarnos el tipo de sociedad de libre mercado que estamos construyendo, en que no sólo las cosas materiales son desechables, sino que también las personas. Eso es doloroso constatarlo en el abandono en que viven tantas personas de la tercera edad, no sólo de escasos recursos, sino también en sectores medios y altos, es una clara consecuencia de la deshumanización de la sociedad.

¿Te has dado el tiempo de pasar un rápido vistazo por tu ciudad y ver esta realidad. Cuantos adultos mayores “vagabundos” te miran de reojo, esperan en semaforos una moneda, te sonríen y cuando les das una negativa avergonzados se van. Te has puesto a pensar que pasa por sus mentes, quienes fueron antes de llegar a estas condiciones? ¿Te has dado que existe un sin fin de ancianos pidiendo limosna, caminando cada vez mas lento, temblando en cada esquina, rebuscando dentro de un basural, acompañado por sus perros? Existe una gran cantidad de ancianos durmiendo en las calles con cartones sobre y bajo sus cuerpos. Ancianos enfermos, lisiados, con alteraciones mentales, con pérdida de memoria, alcholicos…
Las enfermedades y características que persiguen a nuestros adultos mayores que bordean los 67 años son: Lentitud ante cualquier estimulo, pérdida de energía. Rechazo familiar (por cuestiones económicas, de espacio, etc.) Osteoporosis (rodillas, cadera) Dolores agudos, Neumonía, Gastritis, Estreñimiento, Tuberculosis, Problemas cardiovasculares, Influenza, resfrío común, Artritis, Dolores reumáticos, perdida de la visión y audición, contracturas musculares, hambre… si hambre de alimento y cariño… un anciano siente estas molestias triplicadas mas aún por la soledad, La soledad es una expresion de su pobreza, la pobreza de encontrarse, abandonados por sus familiares y amigos. La pobreza de no tener a nadie que los abrace. La pobreza que mas sienten los ancianos
Ayudemos a que puedan sentir que esta etapa es: sabiduria, experiencia, guía, prosperidad, respeto
Los ancianos merecen ser considerados… por ello los invitamos a participar entregando en la caja de la solidaridad en la misa de los sábados en nuestra sede de CVX… Ropa, víveres, frazadas sobretodo pañales para adultos. Principalmente irán al programa que se distribuye desde la Iglesia de La Matriz del puerto.

PARA MAYOR INFORMACION ESCRIBIR A: infocvxvalpo@gmail.com

————————————————————————————

Madre Teresa de Calcuta contaba:

“Entre mis recuerdos mas inolvidables conservo el de una visita realizada
hace unos años a una magnifica residencia para ancianos en Inglaterra.
Era un edificio esplendido.
Tenia capacidad para cuarenta residentes a los que no les faltaba nada,
pero todos estaban pendientes de la puerta.
No habia un solo rostro sonriente.

Pregunte a la Hermana que estaba a cargo de la residencia:
– ¿Como es que ninguno sonrie?
¿Por que no dejan de mirar a la puerta?

– Ocurre lo mismo todos los dias – me dijo; estan permanentemente a la
espera de que alguien venga a visitarlos.
Sueñan con un hijo, una hija, algun miembro de la familia que venga a
verlos…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s