Vivir Domingo intensamente y anunciar el Evangelio

cover-main

Reflexiones de este mes: Día de la Paz

Te invitamos a unirnos al Santo Padre y a todos los cristianos alrededor del mundo., En esta oportunidad el Santo Padre desea que se rece por la vivencia intensa del Domingo como Día del Señor y por el anuncio del Evangelio como el mayor servicio que los cristianos “pueden ofrecer a la humanidad”. La intención general es: “para que se viva el Domingo como el día en que los cristianos se reúnen para celebrar al Señor Resucitado participando en la mesa de la Eucaristía”. La intención misional es: “para que el pueblo de Dios, que recibió de Cristo el mandato de ir a predicar el Evangelio a todas las criaturas asuma con empeño su responsabilidad misionera y la considere como el mayor servicio que puede ofrecer a la humanidad”.

Para que se viva el Domingo como el día en que los cristianos se reúnen para celebrar el Señor Resucitado, participando en la mesa de la Eucaristía y para que el pueblo de Dios, que recibió de Cristo el mandato de ir a predicar el Evangelio a todas las creaturas, asuma con empeño su responsabilidad misionera y la considere como el mayor servicio que puede ofrecer a la humanidad.

+++


Apostolado de la Oración

En el Apostolado de la Oración, millones de personas alrededor del mundo se unen en una oración que es a la vez simple y profunda. Está centrada en el Ofrecimiento Diario. Al hacer este Ofrecimiento, lentamente, cada mañana, vuelves tu total atención a Dios, en una breve oración, incorporándolo en el centro del día que comienza.

Ofrecimiento Diario

Señor mío Jesucristo, siempre hiciste la voluntad de tu Padre, siempre abierto a su Llamado, fiel hasta el final. A través del poder de la Eucaristía, inspírame en este día para tener un corazón como el Tuyo, preparado, abierto y fiel. Como María, tu Madre, pueda yo llevar Tu Amor a los que me rodean.

Ruego con María y toda la Iglesia por las Intenciones del Papa en este mes

+++

Día de Paz

Nuestra actitud frente al día Domingo refleja nuestra actitud frente a la vida. Porque el Domingo es un día tranquilo, en la ausencia del ruido diario podemos escuchar las voces de nuestras almas y de las almas de los demás. Si nuestra alma es rica espiritualmente, entonces nuestro Domingo estará pleno de significados. Si estamos en paz con nuestra familia y nuestros amigos, disfrutaremos plenamente de sus compañías. Se dice que muchos asocian la palabra “Domingo” con “aburrido”, lo que sugiere que ellos no están contentos de sí mismos; si celebraran el domingo en la forma cristiana, podría ayudarles a recobrar la alegría.

En la lengua rusa, la traducción de Domingo es “Voskresenie”, que significa “Resurrección”, lo que es exactamente lo que los cristiamos creemos: cada Domingo celebramos la Resurrección del Señor, día de la victoria de Cristo, de la victoria del amor sobre el egoísmo, del bien sobre el mal, de la vida sobre la muerte, de la alegría sobre la desesperanza. Como la Resurrección, el suceso más maravilloso de la historia de la humanidad, que sucedió en el silencio de la noche, así el Domingo, aunque silencioso, es espiritualmente el día más excitante de la semana.

Dalibor Renic, SJ

pope

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s