Corazón de Cristo, hoy -Releyendo al P. Arrupe S.J.

De la selección de textos del P. Pedro Arrupe sobre el Corazón de Cristo, publicada por el Secretariado del Apostolado de la Oración con el título En Él solo… la esperanza, Roma, 1983.

Se pueden agrupar en torno a cuatro grandes temas sus reflexiones sobre la esperanza, a partir de la espiritualidad arraigada en el Corazón de Cristo: 1) Esperanza agradecida. 2) Esperanza comunicativa. 3) Esperanza crítica. 4) Esperanza contra toda esperanza. Estas cuatro dimensiones de la esperanza, en las que el P. Arrupe profundiza a través de los textos bíblicos (cap 8), se alimentan con experiencias repetidas en su propia vida, como las siguientes:

1) Experiencias de dejarse querer y ser querido . Vivir la benevolencia divina a través de la experiencia concreta de ser querido intensamente por diversas personas. Desde la experiencia de dejarse querer y sentirse querido, nos capacitamos para querer y sembrar cariño. Al reconocer que nos quieren bien, nos capacitamos para querer bien, más y mejor.

2) Experiencias de transmitir, contagiar y comunicar cariño a muchísimas personas; de quitar miedos, infundir ánimos, transmitir calor humano acogedor y encarnar la benevolencia divina.

3) Experiencia de detectar dónde hay odios que desactivar y agresividades que desarraigar: conjugar la máxima tolerancia con la denuncia de lo intolerable. Experiencia de hacerse voz profética de las personas sin voz, como hizo intensamente Pedro Arrupe al movilizar las últimas energías de su vida por las personas refugiadas sin techo.

4) Experiencia de sentirse capacitado para sonreir a pesar de los pesares. Aquí bajaba la cabeza en silencio el P. Arrupe ante el enigma del mal, insoluble racionalmente y solamente asumible en la “esperanza contra toda esperanza”, sobre todo cuando el mal y la violencia se imponen hasta en el interior mismo de las iglesias…

Corazón de Cristo, hoy -Releyendo al P. Arrupe
Juan Masiá Clavel, SJ., Universidad Santo Tomás (Osaka, Japón)
Felices Pascuas!!!!!
Anuncios

Acerca de cvxvalparaiso

La Comunidad de Vida Cristiana (CVX) es una asociación de laicos, católicos, hombres, mujeres, adultos y jóvenes, que desean vivir plenamente sus vidas (a nivel personal, familiar, profesional, y social) inmersos en la realidad del mundo de hoy. Y que quieren seguir más de cerca a Jesucristo y dar testimonio de su Buena Noticia, comprometidos con toda la humanidad, trabajando con fuerza en la construcción de un mundo más justo y más humano. “Nuestra Comunidad está formada por cristianos hombres y mujeres, adultos y jóvenes, de todas las condiciones sociales que desean seguir más de cerca a Jesucristo y trabajar con El en la construcción del Reino, y que han reconocido en la Comunidad de Vida Cristiana su particular vocación en la Iglesia. Nuestro propósito es llegar a ser cristianos comprometidos, dando testimonio en la Iglesia y en la sociedad de los valores humanos y evangélicos esenciales para la dignidad de la persona, el bienestar de la familia y la integridad de la creación. Con particular urgencia sentimos la necesidad de trabajar por la justicia con una opción preferencial por los pobres y un estilo de vida sencillo que exprese nuestra libertad y nuestra solidaridad con ellos. Para preparar más eficazmente a nuestros miem­bros para el testimonio y el servicio apostólico, especial­mente en los ambientes cotidianos, reunimos en comunidad a personas que sienten una necesidad más apremiante de unir su vida humana en todas sus dimensiones con la plenitud de su fe cristiana según nuestro carisma. Como respuesta a la llamada que Cristo nos hace, tratamos de realizar esta unidad de vida desde dentro del mundo en que vivimos”. (Nuestro Carisma Nº 4, Principios Generales de la Comunidad de Vida Cristiana) La CVX, Comunidad de Vida Cristiana, está presente en 60 países de todo el mundo. Y en Chile tenemos 273 comunidades repartidas en Antofagasta, La Serena, Valparaíso, Santiago, Linares, Chillán, Concepción, Osorno, Puerto Montt y Punta Arenas, donde participan activamente 2472 personas entre estudiantes secundarios, jóvenes y adultos, que conforman las tres ramas de la CVX. La fuente de la CVX es la espiritualidad ignaciana, una espiritualidad que se funda en la experiencia de San Ignacio de Loyola, y que es transmitida particularmente a través de los Ejercicios Espirituales.
Esta entrada fue publicada en Comunidad de Vida Cristiana. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Corazón de Cristo, hoy -Releyendo al P. Arrupe S.J.

  1. silvia dijo:

    me alegra mucho encontrar en la web. Crisianos comprometidos y que se difunda la Palabra y el Amos Divino del Corazón de Nuestro Señor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s