El yo como medida del amor

Jesús está reunido con sus discípulos. Es la Pascua. El horizonte de Cuerpo entregado y Sangre derramada se acerca, está llegando la Hora. No lo quiere precipitar pero sabe que ya no se puede retrasar más. “Lo que tengas que hacer, hazlo pronto”, le dice a Judas. “Judas tomó el trozo de pan y salió enseguida: era de noche”

Ha decidido la muerte de Aquel que es la Vida. Y sale, abandonando el lugar donde brilla la gloria, llevándose consigo el trozo de pan, la vida de Jesús, para entregarla. Judas entra en las tinieblas. El mismo se hace tiniebla hasta la desesperación y la perdición.

Amaos como yo es amado, nos dirá. El mandamiento no es nuevo. Ya se nos había dicho que amáramos pero que lo hiciéramos como nos amamos a nosotros. El propio yo como medida del amor. Ahora la medida ha quedado remecida, desbordada. Jesús es la medida, el “como” yo os he amado.

Hay que tener mucho coraje para dejar atrás la medida que da el propio yo: sus propias carencias, sus propias ansiedades, sus propias fantasías. Todo un espejismo con pretensión de realidad. Qué fácil engañarse.

Publicado por Comisión Interprovincial de Pastoral Vocacional Jesuita

Algo para pensar esta semana

A lo largo de las Escrituras, se habla de Dios como el origen de la luz, el que vive en una luz inaccesible. Jesús es la luz del mundo, y trae la vista a los ciegos. Deberemos caminar como los nños de la luz. La luz es más que una condición para poder ver: la luz del sol nos abre el mundo, alimenta nuestra piel y nuestro cuerpo, nos muestra que estamos vivos.
En un iracundo poema de Dylan Thomas, éste le pide a su padre enfermo: “Rabia, rabia contra la muerte de la luz”. Señor mío, atesoro tu luz y la sensación del sol en mi espalda. Que yo nunca pierda mi gratitud por la vista de mi ojos y por la gloria de la luz del sol. También necesito tu luz en mis horas oscuras, cuando el mal del mundo me desconcierta. Que Tú seas la Luz de mi vida.
Señor Jesús, al llamarte en el día de hoy, percibo que a menudo llego sólo a pedirte favores. Hoy sólo deseo estar en Tu Presencia. Que mi corazón pueda responder a Tu Amor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: