PLEGARIA AL CORAZÓN DE CRISTO

Corazón de Jesús, que sabes despojarte de tu rango por amor haciéndote uno de tantos, R/ Danos un corazón semejante al tuyo

Corazón de Jesús, que no te aferras a tu categoría de Dios, sino que asumes la condición de siervo por amor, R/ Danos un corazón semejante al tuyo

Corazón de Cristo, entregado por nosotros, samaritano del mundo, R/ Danos un corazón semejante al tuyo

Corazón de Cristo, grano fecundo de trigo en el surco de la historia, R/ Danos un corazón semejante al tuyo

Corazón de Jesús, entregado en la Eucaristía como ofrenda filial de amor al Padre, R/ Danos un corazón semejante al tuyo

Corazón de Cristo, que lavando los pies a tus amigos nos invitas con tus gestos al servicio fraterno, R/ Danos un corazón semejante al tuyo

Corazón de Jesús, exaltado y triunfante sobre el egoísmo y el desamor de la humanidad, R/ Danos un corazón semejante al tuyo

Corazón de Jesús, que de criador has venido a hacerte hombre y de vida eterna a muerte temporal, R/ Danos un corazón semejante al tuyo

Corazón de Cristo, que clavado en la cruz, de tu costado manó sangre y agua, R/ Danos un corazón semejante al tuyo

Corazón de Cristo, que en lo alto de la cruz atraes hacia ti y fascinas todas nuestras miradas, R/ Danos un corazón semejante al tuyo

Corazón de Jesús abierto en la cruz, que nos entregas tu Espíritu, el Espíritu de la filiación, R/ Danos un corazón semejante al tuyo

Corazón de Cristo atravesado por nuestros delitos, que nos amas y te entregas en cuerpo y sangre por cada uno de nosotros, R/ Danos un corazón semejante al tuyo

Corazón de Jesús, manantial oculto de donde mana para todos la nueva vida, R/ Danos un corazón semejante al tuyo

Corazón de Jesús, tesoro escondido de dimensiones y riquezas inabarcables, R/ Danos un corazón semejante al tuyo

Corazón de Cristo, que renuevas la confianza con los tuyos y vienes a ellos con el oficio de consolar, R/ Danos un corazón semejante al tuyo

Corazón de Cristo, amor oculto y vivo que nos abre el corazón del Padre, R/ Danos un corazón semejante al tuyo

Corazón de Jesús resucitado, fuerza para nuestra debilidad y derroche de esperanza para todos, R/ Danos un corazón semejante al tuyo

Corazón de Cristo, el Viviente, que nos haces tocar tus heridas para sanar en profundidad las nuestras, R/ Danos un corazón semejante al tuyo

Padre bueno, que has querido entregarnos el tesoro de tu amor en el corazón atravesado de tu Hijo, el Amado, danos “interno conocimiento” de su amor, para que podamos gozar de un corazón semejante al suyo. Por medio de María, nuestra Señora, te lo pedimos en el Espíritu del Amor. Amén

Anuncios

Acerca de cvxvalparaiso

La Comunidad de Vida Cristiana (CVX) es una asociación de laicos, católicos, hombres, mujeres, adultos y jóvenes, que desean vivir plenamente sus vidas (a nivel personal, familiar, profesional, y social) inmersos en la realidad del mundo de hoy. Y que quieren seguir más de cerca a Jesucristo y dar testimonio de su Buena Noticia, comprometidos con toda la humanidad, trabajando con fuerza en la construcción de un mundo más justo y más humano. “Nuestra Comunidad está formada por cristianos hombres y mujeres, adultos y jóvenes, de todas las condiciones sociales que desean seguir más de cerca a Jesucristo y trabajar con El en la construcción del Reino, y que han reconocido en la Comunidad de Vida Cristiana su particular vocación en la Iglesia. Nuestro propósito es llegar a ser cristianos comprometidos, dando testimonio en la Iglesia y en la sociedad de los valores humanos y evangélicos esenciales para la dignidad de la persona, el bienestar de la familia y la integridad de la creación. Con particular urgencia sentimos la necesidad de trabajar por la justicia con una opción preferencial por los pobres y un estilo de vida sencillo que exprese nuestra libertad y nuestra solidaridad con ellos. Para preparar más eficazmente a nuestros miem­bros para el testimonio y el servicio apostólico, especial­mente en los ambientes cotidianos, reunimos en comunidad a personas que sienten una necesidad más apremiante de unir su vida humana en todas sus dimensiones con la plenitud de su fe cristiana según nuestro carisma. Como respuesta a la llamada que Cristo nos hace, tratamos de realizar esta unidad de vida desde dentro del mundo en que vivimos”. (Nuestro Carisma Nº 4, Principios Generales de la Comunidad de Vida Cristiana) La CVX, Comunidad de Vida Cristiana, está presente en 60 países de todo el mundo. Y en Chile tenemos 273 comunidades repartidas en Antofagasta, La Serena, Valparaíso, Santiago, Linares, Chillán, Concepción, Osorno, Puerto Montt y Punta Arenas, donde participan activamente 2472 personas entre estudiantes secundarios, jóvenes y adultos, que conforman las tres ramas de la CVX. La fuente de la CVX es la espiritualidad ignaciana, una espiritualidad que se funda en la experiencia de San Ignacio de Loyola, y que es transmitida particularmente a través de los Ejercicios Espirituales.
Esta entrada fue publicada en Comunidad de Vida Cristiana, Vida Apostólica, Vida Comunitaria, Vida Espiritual. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s