Algo para pensar y orar en esta semana

De Mello contrasta su Dios del Juicio con el que él llama Dios de las Bienvenidas. Todavía puedo recordarlo, describiendo a Dios excitado como un niño, porque tú vas a venir a rezar:

Dios tiene todos esos ángeles con trompetas doradas. Están preparándose para darte la bienvenida. Dios posee esta infinita alfombra roja: desenróllenla, dice a otro grupo de ángeles”. Y de Mello termina desafiando a su audiencia: “Uds. piensan que mis imágenes son tontas e infantiles. Les digo que son mucho, mucho más verdaderas que las imágenes que Uds. puedan tener, especialmente si Uds. tienen en la parte de atrás de la cabeza una percepción de un Dios distante, aburrido y malhumorado”.

Tal vez, incluso después de años de estudios teológicos, pueden surgir todavía en nuestras imaginaciones falsos retratos de Dios, de manera que nosotros también nos volvemos falsos. Nos ponemos máscaras de oración. Hacemos nuestros deberes religiosos. Intentamos regatear con este jefe o aplacar a este juez. Hemos olvidado que el Señor disfruta con la gente. En un lenguaje más ordinario, Dios está encantado de vernos.
Así, prepárense con paciencia. Pero recuerden el verdadero Dios de amor al cual Uds. vienen. Entonces, al menos algunos días, esos diez minutos de Pausa Diaría pueden fluir natural y fácilmente, y lo más importante de todo, los fortalecen para una vida de amor.
Michael Paul Gallagher, Letters on Prayer, pág.5

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Create a website or blog at WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: