Algo para pensar y orar en esta Semana Santa

En esta Semana Santa, que ya ha llegado, vemos a Jesús entrando al oscuro tiempo de su sufrimiento y muerte. El completo recorrido de su vida terrenal ha llegado a esto: el breve aplauso y los “hossanas” de su entrada a Jerusalén, la Cena Pascual con sus discípulos. Luego a su agonía en Getsemaní, la traición y su arresto, seguido por su condena por las autoridades religiosas y civiles, y a su muerte por crucifixión fuera de los muros de la ciudad. “Despreciado y evitado de la gente, un hombre habituado a sufrir, curtido en el dolor; al verlo se tapaban la cara; despreciado, lo tuvimos por nada.”  (Isaías 53:3). Nosotros, sin embargo, tratamos de acompañarlo durante estos días, aunque entonces, esa compañía parecía imposible para sus discípulos. “Y todos los que estaban con Jesús lo abandonaron y huyeron” (Marcos 14:50). Solo las mujeres, incluída su madre y el discípulo amado, se quedaron a su lado (Juan 19:25). Así pues, con el ejemplo de ellas y en su compañía, podremos ganar fuerzas para estar con Él…
Entonces, mientras lo acompañamos, podríamos meditar cómo llegó a suceder esto. Toda su vida, desde su infancia al lado de María, se dirigía hacia ese lugar. Y podemos apenas ver, en todo esto, el momento de un gran e infinito Amor, por el cual “Así Dios amó al mundo! Le dió al Hijo Único” (Juan 3:16). Lo contemplamos a Él, y a todo ese Amor. También contemplamos los rostros de las personas sufrientes en Japón, en Libia, o cerca de nuestra casa. Y todos nosotros y nosotras, a su vez, somos contemplados por el Padre, y a través de los ojos de su Hijo Amado. Esta es la acción de Dios, vulnerable y destrozado, hacia nuestros corazones, y acercándonos a la vida eterna. Este es el significado más profundo de la acción de Dios.

http://sacredspace.ie/
Amigas y amigos

Los invitamos a vivir esta Semana Santa de manera especial.
Haciendo oración y acompañando a Jesús, en su dolor y agonia, vivamos esperanzados en la resurrección, regalandonos espacios para la meditación y reflexión. Y en la oración comunitaria, participando de estas celebraciones:

Jueves Santo
Eucaristía y Lavatorio de pies. 20:00 hrs. Templo.
XTOnuestroPAN. (Adoración al Santísimo) 21:00 a 23:00 hrs.

Viernes Santo
Espacio de reflexión. Abierto a todo público. 9:30 a 12:30 hrs.

Pelicula de reflexión. CVX. 13:00 a 15:45 hrs.

Liturgia de la Cruz. 16:00 hrs. Templo.
Vía Crucis. Viernes 22, 19:00 hrs. Templo.

Sábado Santo
Vigilia Pascual. 21:00 hrs. Templo

Domingo de Resurrección
Eucaristía de Resurrección. 10:00, 12:00 y 19:00 hrs. Templo.

Mayores informaciones
fono (32) 225 5151.

Anuncios

Acerca de cvxvalparaiso

La Comunidad de Vida Cristiana (CVX) es una asociación de laicos, católicos, hombres, mujeres, adultos y jóvenes, que desean vivir plenamente sus vidas (a nivel personal, familiar, profesional, y social) inmersos en la realidad del mundo de hoy. Y que quieren seguir más de cerca a Jesucristo y dar testimonio de su Buena Noticia, comprometidos con toda la humanidad, trabajando con fuerza en la construcción de un mundo más justo y más humano. “Nuestra Comunidad está formada por cristianos hombres y mujeres, adultos y jóvenes, de todas las condiciones sociales que desean seguir más de cerca a Jesucristo y trabajar con El en la construcción del Reino, y que han reconocido en la Comunidad de Vida Cristiana su particular vocación en la Iglesia. Nuestro propósito es llegar a ser cristianos comprometidos, dando testimonio en la Iglesia y en la sociedad de los valores humanos y evangélicos esenciales para la dignidad de la persona, el bienestar de la familia y la integridad de la creación. Con particular urgencia sentimos la necesidad de trabajar por la justicia con una opción preferencial por los pobres y un estilo de vida sencillo que exprese nuestra libertad y nuestra solidaridad con ellos. Para preparar más eficazmente a nuestros miem­bros para el testimonio y el servicio apostólico, especial­mente en los ambientes cotidianos, reunimos en comunidad a personas que sienten una necesidad más apremiante de unir su vida humana en todas sus dimensiones con la plenitud de su fe cristiana según nuestro carisma. Como respuesta a la llamada que Cristo nos hace, tratamos de realizar esta unidad de vida desde dentro del mundo en que vivimos”. (Nuestro Carisma Nº 4, Principios Generales de la Comunidad de Vida Cristiana) La CVX, Comunidad de Vida Cristiana, está presente en 60 países de todo el mundo. Y en Chile tenemos 273 comunidades repartidas en Antofagasta, La Serena, Valparaíso, Santiago, Linares, Chillán, Concepción, Osorno, Puerto Montt y Punta Arenas, donde participan activamente 2472 personas entre estudiantes secundarios, jóvenes y adultos, que conforman las tres ramas de la CVX. La fuente de la CVX es la espiritualidad ignaciana, una espiritualidad que se funda en la experiencia de San Ignacio de Loyola, y que es transmitida particularmente a través de los Ejercicios Espirituales.
Esta entrada fue publicada en Comunidad de Vida Cristiana. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s