Concilio Vaticano II, 50 años…

La renovación de la Iglesia…

En 1959 el Papa Juan XXIII comunicó al mundo la convocatoria a un concilio, conocido como Concilio Vaticano II, ya que el primero había sido en 1871. Su principal finalidad era poner a la Iglesia Católica en sintonía con los nuevos tiempos que vivía la humanidad. En este sentido, los objetivos del encuentro debían apuntar a un aggiornamento, puesta al día, de la Iglesia respecto a su participación en la búsqueda de una mejor humanidad, a través de la adecuación de sus estructuras y mensajes, así como la preparación del mundo cristiano a la nueva realidad mundial.

Durante más de cuatros años, entre 1962 y 1965, se llevaron a cabo cuatro grandes sesiones de debates en Roma, con la participación de todos los obispos de la Iglesia Católica, peritos, teólogos y observadores invitados. En los encuentros se enfrentaron las posiciones conservadoras de la tradición y las reformistas que buscaban adecuar a la Iglesia a los nuevos signos de los tiempos. Un hito en la discusión fueron los cambios en la liturgia, lográndose importantes modificaciones: se permitió usar exclusivamente las lenguas vernáculas, se buscaron modos de estimular la participación de los laicos, se recomendó la sobriedad y la pobreza, se amplió y mejoró el concepto de concelebración y se simplificaron los ritos más complejos.

El Concilio Vaticano II promulgó 16 documentos en los cuales quedó reflejado el resultado de cuatro años de debates y reflexiones, siendo las cuatro constituciones las más importantes: Dei Verbum sobre la revelación, Lumen Gentium sobre la Iglesia,Sacrosanctum Concilium sobre la liturgia y Gaudium et Spes que considera a la Iglesia en el mundo de hoy. A estas constituciones se agregaron decretos y declaraciones que completaron la más importante reforma de la Iglesia Católica en el siglo XX.

En representación de la Iglesia Católica chilena estuvo el Cardenal Raúl Silva Henríquez y los obispos nacionales. El Cardenal Silva participó activamente en cada una de las sesiones del Concilio Vaticano II, formando parte de la corriente reformista al interior de la Curia Romana. El Concilio Vaticano II adquirió notoriedad en la opinión pública nacional, cuando se comenzaron a aplicar las reformas impulsadas por el mismo, entre ellas, el abandono del latín en las misas y su reemplazo por las lenguas vernáculas de cada país.

En CVX en Valparaíso en fecha próxima ofreceremos el Taller Concilio Vaticano II, 50 años. Charlista invitado el padre Juan Ochagavia S.J.

Anuncios

Acerca de cvxvalparaiso

La Comunidad de Vida Cristiana (CVX) es una asociación de laicos, católicos, hombres, mujeres, adultos y jóvenes, que desean vivir plenamente sus vidas (a nivel personal, familiar, profesional, y social) inmersos en la realidad del mundo de hoy. Y que quieren seguir más de cerca a Jesucristo y dar testimonio de su Buena Noticia, comprometidos con toda la humanidad, trabajando con fuerza en la construcción de un mundo más justo y más humano. “Nuestra Comunidad está formada por cristianos hombres y mujeres, adultos y jóvenes, de todas las condiciones sociales que desean seguir más de cerca a Jesucristo y trabajar con El en la construcción del Reino, y que han reconocido en la Comunidad de Vida Cristiana su particular vocación en la Iglesia. Nuestro propósito es llegar a ser cristianos comprometidos, dando testimonio en la Iglesia y en la sociedad de los valores humanos y evangélicos esenciales para la dignidad de la persona, el bienestar de la familia y la integridad de la creación. Con particular urgencia sentimos la necesidad de trabajar por la justicia con una opción preferencial por los pobres y un estilo de vida sencillo que exprese nuestra libertad y nuestra solidaridad con ellos. Para preparar más eficazmente a nuestros miem­bros para el testimonio y el servicio apostólico, especial­mente en los ambientes cotidianos, reunimos en comunidad a personas que sienten una necesidad más apremiante de unir su vida humana en todas sus dimensiones con la plenitud de su fe cristiana según nuestro carisma. Como respuesta a la llamada que Cristo nos hace, tratamos de realizar esta unidad de vida desde dentro del mundo en que vivimos”. (Nuestro Carisma Nº 4, Principios Generales de la Comunidad de Vida Cristiana) La CVX, Comunidad de Vida Cristiana, está presente en 60 países de todo el mundo. Y en Chile tenemos 273 comunidades repartidas en Antofagasta, La Serena, Valparaíso, Santiago, Linares, Chillán, Concepción, Osorno, Puerto Montt y Punta Arenas, donde participan activamente 2472 personas entre estudiantes secundarios, jóvenes y adultos, que conforman las tres ramas de la CVX. La fuente de la CVX es la espiritualidad ignaciana, una espiritualidad que se funda en la experiencia de San Ignacio de Loyola, y que es transmitida particularmente a través de los Ejercicios Espirituales.
Esta entrada fue publicada en Comunidad de Vida Cristiana. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s