María modelo de disponibilidad

En el misterio de la encarnación, de la anunciación y la visitación, encontramos en la Virgen un modelo hermoso, de alguien que se dejó vulnerar desde el comienzo sin resistencia, alguien a quien ya el Ángel encontró con las manos abiertas, que no se guardó para sí ningún recoveco del corazón, sino que es “la llena de gracia”, porque ofreció realmente su corazón por gracia de Dios. En ella encontramos este modelo tan lindo, y en esta visitación, después de la anunciación encontramos tres cosas que nos puede también ayudar para la meditación.

– La actitud de ir, es decir, estar en camino. Dice el evangelio: “La Virgen se pone en camino”. Éste es el desafío, movernos, ponernos en camino, en la oración, en la unidad de la familia, en el perdón que hay que buscar o en el que hay que pedir, en fin ponernos en camino.

– En segundo lugar, la Virgen se pone en actitud de encuentro. Ella va a compartir con su prima un secreto, el secreto más grande que ha habido sobre la tierra. Quizás uno de los gestos tremendamente femeninos, como mujer necesita alguien con quien compartir un secreto demasiado grande, que la vecina no la va a entender, necesita alguien que pueda entender esto, a quien pueda contarle nada menos que la anunciación y la encarnación. Las dos guardan un secreto muy grande y antes de contarlo, ya saben que trae una y otra sin necesidad de andar indagando, con esa intuición tan hermosa, esta gracia tan femenina que en el caso de la Virgen se vive tan plenamente. Este encuentro bellísimo de esta mujer viejita Isabel y esta niña jovencita que se encuentran en esto que el cardenal Martini llama complicidad de entrañas.

– Y la tercer actitud, la de alabanza. Aquí es cuando la Virgen canta su Magníficat, canta lo que Dios hizo en ella.

En fin que esta meditación, esta contemplación a cada uno de nosotros nos vaya disponiendo para esta gracia. Por sobre todo repetir insistentemente este “interno conocimiento de Cristo nuestro Señor que por mí se encarna”. Y unido a esto de la visitación esto tan lindo, aquello que dice en Santiago 1, 22: “Pongan en obra la palabra y no se contenten sólo con oírla engañándose a ustedes mismo”. La Virgen puso en obra la Palabra, no se contentó sólo con oírla.

Sábado 17 de noviembre: encuentro regional a partir de las 10:30 hrs hasta las 18:30 donde juntos la rama de jovenes y adultos evaluaremos el presente año y discerniremos sobre nuestro camino.

Anuncios

Acerca de cvxvalparaiso

La Comunidad de Vida Cristiana (CVX) es una asociación de laicos, católicos, hombres, mujeres, adultos y jóvenes, que desean vivir plenamente sus vidas (a nivel personal, familiar, profesional, y social) inmersos en la realidad del mundo de hoy. Y que quieren seguir más de cerca a Jesucristo y dar testimonio de su Buena Noticia, comprometidos con toda la humanidad, trabajando con fuerza en la construcción de un mundo más justo y más humano. “Nuestra Comunidad está formada por cristianos hombres y mujeres, adultos y jóvenes, de todas las condiciones sociales que desean seguir más de cerca a Jesucristo y trabajar con El en la construcción del Reino, y que han reconocido en la Comunidad de Vida Cristiana su particular vocación en la Iglesia. Nuestro propósito es llegar a ser cristianos comprometidos, dando testimonio en la Iglesia y en la sociedad de los valores humanos y evangélicos esenciales para la dignidad de la persona, el bienestar de la familia y la integridad de la creación. Con particular urgencia sentimos la necesidad de trabajar por la justicia con una opción preferencial por los pobres y un estilo de vida sencillo que exprese nuestra libertad y nuestra solidaridad con ellos. Para preparar más eficazmente a nuestros miem­bros para el testimonio y el servicio apostólico, especial­mente en los ambientes cotidianos, reunimos en comunidad a personas que sienten una necesidad más apremiante de unir su vida humana en todas sus dimensiones con la plenitud de su fe cristiana según nuestro carisma. Como respuesta a la llamada que Cristo nos hace, tratamos de realizar esta unidad de vida desde dentro del mundo en que vivimos”. (Nuestro Carisma Nº 4, Principios Generales de la Comunidad de Vida Cristiana) La CVX, Comunidad de Vida Cristiana, está presente en 60 países de todo el mundo. Y en Chile tenemos 273 comunidades repartidas en Antofagasta, La Serena, Valparaíso, Santiago, Linares, Chillán, Concepción, Osorno, Puerto Montt y Punta Arenas, donde participan activamente 2472 personas entre estudiantes secundarios, jóvenes y adultos, que conforman las tres ramas de la CVX. La fuente de la CVX es la espiritualidad ignaciana, una espiritualidad que se funda en la experiencia de San Ignacio de Loyola, y que es transmitida particularmente a través de los Ejercicios Espirituales.
Esta entrada fue publicada en Comunidad de Vida Cristiana. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s