Algo para pensar y orar en esta semana

“Señor, con tu consejo me guiarás, y luego me recibirás en Tu Gloria!” ¿Qué puede significar para nosotros “ser recibidos en la Gloria de Dios”? Podríamos creer que cuando Dios nos encuentre, luego de nuestra muerte, seremos total y felizmente abrumadas/os. Nos inclinaremos espontáneamente en adoración. La palabra adoración viene del Latin (ad or-), que significa “poner tu mano en tu boca”. Esto nos puede suceder cuando algo extraordinario cruza nuestro camino. Así le sucedió a Pedro cuando vió la pesca milagrosa (Lucas 5:11). Así le sucedió a los discípulos, que se aterrorizaron cuando Jesús calmó la tormenta (Mateo 14:22-33). Sobrecogimiento y asombro se nos presentan en las escenas de los Evangelios, a medida que las gentes se dan cuenta que están en la Presencia de Alguien que es sobrenatural y maravilloso.

Silencio, asombro, reverencia, lágrimas, gratitud, inclinar la cabeza – son algunas de las imágenes que nos recuerda la palabra “adoración”. Podemos creer que en nuestra muerte, vamos a ser llevados en adoración. Vamos a enfrentar una experiencia alucinante: ser encontrados por el Uno a quien llamamos “Dios”. Los griegos crearon el término “éxtasis” para referirse a esta experiencia. “Éxtasis” significa “estar fuera de uno mismo”. Vamos a ser llevados – felizmente – hacia algo infinitamente más grande que nosotros; pero reconoceremos que misteriosamente estamos ahora “en nuestro hogar” – que fuimos creados para ser envueltos en un amor ilimitado, y así podremos descansar eternamente.

Encontrarse de pronto con Dios sacudirá nuestro ser profundo; pero su efecto no será terrorífico, como fué para los hebreos al pie del monte Sinaí, en el desierto. Ellos temían que la Presencia de Dios significaba la muerte para ellos. En los Evangelios todo es muy diferente: Dios en realidad entra en nuestro mundo; pero como uno como nosotros. Y así los que se encuentran con Jesús son, en cierta forma, protegidos contra ese temor. En Jesús, la Gloria de Dios está tras un velo. En la Pasión, está muy obscurecida; pero no totalmente. En los encuentros luego de la Resurrección, Dios se revela en una forma nueva, y encontramos que el Dios de la Gloria es totalmente “seguro para nosotros”. Aprendemos que Dios está comprometido a un proyecto extraordinario: traernos sin peligro a nuestro hogar y a la plenitud de la vida divina. Así es como Dios nos “colmará con su Gloria”

Orar es ponerse en comunicación con el Dios de la Vida y de la Historia; es colocarse delante de Él para compartirle los sueños, los anhelos y las dificultades de la vida.

ESPACIO SAGRADO – ORACIÓN ON-LINE www.espaciosagrado.com

Anuncios

Un comentario sobre “Algo para pensar y orar en esta semana

Agrega el tuyo

  1. HERMOSO ESTE RELATO NO HABIA VISTO ESTA PAGINA SOY CATOLICA Y ENTRO EN TODOS LOS LUGARES DONDE ESTA JESUS Y MARIA Y TODO LO QUE REFIERE A NUESTRA RELIGION POR ESO ME ATREVI LEYENDO EN ACROSTICOS DE MARIELA MUY HERMOSOS QUE DIOS BENDIGA A QUIEN ESCRIBE ESTA PAGINA.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Create a website or blog at WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: